El pacto PP-PSOE arrebata la alcaldía a La Voz de Villaverde

canddatura-villaverde-15Como era previsible, se ha consumado el asalto de la alianza PP-PSOE al gobierno obrero de Villaverde. Una vez que el voto conjunto de ambas fuerzas provocó el cese del alcalde elegido por el pueblo, diez días después, en el pleno celebrado el 19 de agosto, se consumó la maniobra: el candidato socialista accedió a la alcaldía y los cinco concejales de La Voz de Villaverde pasaron a la oposición.

 

Se repite la historia

En esencia, lo que ha ocurrido no es más que una continuación de la política de pactos del periodo 2003-2011, cuando la dirección del PSOE no tuvo escrúpulos en unirse al Partido Popular para conservar el poder y para impedir que gobernara la lista más votada, que encabezamos en aquel momento por Izquierda Unida. En esos años, la política de enchufismo y clientelismo de los dirigentes locales del PSOE tuvo unas consecuencias deplorables, condenada por el pueblo y por la base socialista al desastre electoral y político. En esta ocasión han vuelto a las andadas, a agarrarse a los faldones de la derecha contra un gobierno municipal de izquierdas consecuente, que ha luchado contra los recortes vinieran de donde vinieran.
La “pinza” encubierta a la que hemos sido sometidos el equipo municipal de La Voz de Villaverde es negada por los portavoces socialistas, que pretenden ocultar con palabras los hechos que demuestran sus intrigas con el Partido Popular. Una colaboración que no es gratis. Los jefes socialistas, que niegan la evidencia, tendrán que explicarle al pueblo por qué los concejales del PP van a tener un liberado y un despacho en el ayuntamiento ¡para hacer “oposición”! Lamentablemente, no serán estas las únicas concesiones que nos esperan. Estamos ante un gobierno débil condicionado por el apoyo del Partido Popular, sus intereses de clase y sus políticas de sumisión a los bancos y empresas, y recortes y austeridad para las familias trabajadoras.

La difícil misión de imponer los recortes capitalistas en Villaverde

Este es el penoso papel que asume la socialdemocracia en Villaverde. En lugar de aceptar el ofrecimiento que le hicimos para formar un gobierno de izquierdas, eso sí, consecuente con una política que pusiera por delante los intereses del pueblo y no los de los banqueros y los empresarios, han preferido sabotear el ofrecimiento y forzar nuestra salida. ¿Por qué? La razón es obvia: la política de la dirección del PSOE choca con la que hemos desplegado durante los últimos cuatro años de gobierno obrero en el ayuntamiento. La experiencia de una gestión pública de los recursos del pueblo, de las asambleas participativas de trabajadores, la lucha denodada contra los recortes, provoca alergia a los dirigentes socialistas de Villaverde.
Como si fuera un reproche contra los métodos de la democracia obrera y participativa en la gestión municipal, el nuevo alcalde y su flamante gobierno no se cansan de repetir que van a restablecer el respeto y el cumplimiento de las leyes. Pero esto no se puede hacer sin atacar los logros de la política social y el respeto a los derechos de los trabajadores municipales que hemos llevado a cabo con notable éxito. Aplicar las leyes “democráticas” emanadas del gobierno del PP no consiste solo en liquidar las asambleas obreras y ciudadanas, los comités y la más amplia participación social, que ha sido la base de nuestra actividad municipal en todos los frentes. Les guste o no les guste a los dirigentes socialistas locales, aplicar las leyes significa acabar con las políticas de empleo que pusimos en marcha, con las 15 bolsas de trabajo, con sus métodos democráticos de reparto; supone introducir los recortes sociales y laborales en el convenio municipal, reducir el gasto social para priorizar el pago de la deuda a los bancos, privatizar los servicios públicos y subcontratar las obras públicas a los empresarios de siempre, que tanto han trabajado por expulsarnos del gobierno municipal.
He aquí lo que nos traen debajo del brazo los fieles cumplidores de la ley, con el inestimable apoyo de los concejales del PP y las habituales excusas de la falta de medios económicos y presupuestarios, por otro lado siempre presentes en los ayuntamientos.

La lucha continúa

Pero para desgracia de este gobierno ilegítimo y sus compinches del PP, el movimiento asociativo, los trabajadores y en general los vecinos de Villaverde han podido comprobar las ventajas de una política de clase, participativa y democrática, que se rebela y no retrocede ante los recortes. Las trabajadoras de las empresas públicas no cederán sin lucha los derechos laborales y salariales ganados con la municipalización del servicio. Las medidas de recortes, vengan de donde vengan, no se impondrán sin una resistencia de los sectores afectados en el pueblo. Esta es precisamente la tarea fundamental de los concejales de La Voz de Villaverde y el conjunto de nuestra organización: organizar y dirigir la defensa de los derechos vecinales, sociales y laborales allá donde se produzcan los ataques. Poner nuestros representantes en los plenos y los órganos municipales a disposición de la movilización social, de las reclamaciones vecinales, del mantenimiento de los programas y proyectos de empleo y mejora en los servicios públicos consolidados entre la población.
No será fácil para la coalición PP-PSOE restablecer la vieja política clientelar y procapitalista. Tendrá en frente a un pueblo y a una organización de luchadores probados.

la-voz-de-villaverde-municipales

 

voz-del-pueblo-especial-1
EDICIÓN IMPRESA

vozdelpueblo oct13-1
EDICIÓN IMPRESA

logo iu 6 4

LOGO IULV-CA 2

PCE federal

b14e7351672a5817dec736759ac71583

logo redondo se

ccoo-sevilla-2


logo 02


ffe

mundo-obrero

el militante banner