Presupuesto 2013 en Villaverde del Río (Sevilla). Una política contra los recortes y en defensa de los derechos de los trabajadores

stop-recortesUna política contra los recortes y en defensa de los derechos de los trabajadores

La característica fundamental de los presupuestos elaborados para 2013 en Villaverde del Río es que no contienen recortes en ninguno de los capítulos, gastos y servicios básicos de la gestión municipal. La estabilidad presupuestaria se consigue manteniendo todos y cada uno de los derechos salariales y laborales reflejados en el Convenio Municipal, el Estatuto Básico del Empleado Público y el Estatuto de los Trabajadores.

Estas garantías se extienden a todo el personal contratado por el ayuntamiento, tanto de plantilla como los trabajadores y trabajadoras eventuales que acceden al reparto democrático del trabajo a través de las once bolsas de empleo que existen y están en funcionamiento en Villaverde bajo el control de los propios trabajadores inscritos en las bolsas y organizados en comités de trabajadores.

Esto es aún más significativo si tenemos en cuenta que no ha habido subida de impuestos a las familias y al conjunto de la población y que este presupuesto contempla y da cobertura incluso a gastos de personal de Empleo, Vivienda y Servicios Sociales recortados o suprimidos por los gobiernos central y autonómico, como el Plan Concertado de Servicios Sociales, los servicios de Empleo y Desarrollo (ALPE) y la Oficina Municipal de la Vivienda.
La inversión en empleo y el gasto público y social es la prioridad en el presupuesto. Frente a los despidos y los recortes capitalistas abanderados por el PP allá donde gobierna, la política económica del ayuntamiento de Villaverde del Río se centra en la defensa del empleo, dedicando la mayoría de los recursos municipales a las familias trabajadoras y a combatir el desempleo. Esto se demuestra de forma clara en los números del presupuesto.
De los 6.604.502’82 euros que componen el documento presupuestario, más de un millón y medio (1.588.670’56), un 24% del presupuesto, se dedican directamente a contratos laborales. Así sucede en las distintas bolsas de trabajo con un fondo de más de 250.000 euros para contratos temporales, suponiendo en la práctica un Plan de Empleo Municipal. También se incluyen los distintos programas y servicios públicos con cerca de 50 contratos estables en Vivienda, Servicios Sociales, Juventud, desarrollo económico (en total unos 90.000 euros) y especialmente en la Ley de Dependencia (749.936 euros). Los fondos destinados al empleo se complementan con los centenares de contratos que se hacen en el PER (311.731’21 euros para mano de obra) y el Taller de Empleo (182.695’90 euros).

Municipalización de servicios

Hay que resaltar que los dos servicios que privatizó el gobierno del PP-PSOE han sido municipalizados como servicios públicos por el gobierno de IU. La limpieza de los edificios escolares constituye una de las once bolsas de trabajo y reparte anualmente una media de 45 contratos con todos los derechos y que se encuentra financiado suficientemente en su partida correspondiente (81.468’13 euros, junto a la bolsa de conserjes). Aún más destacable es el resultado del servicio de atención a la Dependencia. Después de un año en la empresa municipal “Regajo Hondo”, las 40 trabajadoras y trabajadores tienen un contrato público, estable y con derechos, cobrando todos los meses puntualmente y generando un superávit económico que repercute directamente en mejorar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. Así lo aprobaron los trabajadores en asamblea.
Es necesario señalar y aclarar que estos avances y esta enorme inversión pública en materia de empleo se contemplan en el presupuesto además y después de consignar los créditos suficientes para garantizar las retribuciones íntegras de la plantilla municipal, funcionarios y laborales (en torno a 1,3 millones de euros) así como las cotizaciones a la Seguridad Social y Hacienda (611.285’25 euros), obligaciones que esta administración lleva al corriente de pago.
En el mismo sentido, el presupuesto mantiene e incluso incrementa el gasto público y social, entendiendo por tal los derechos de los trabajadores reflejados en el convenio municipal (ayudas sociales, productividad, plus asistencia y compensación paga extra de navidad), y los programas sociales (Taller niños con movilidad reducida y ayuda a familias) y actividades culturales, juveniles, medioambientales, deportivas, etc., así como las subvenciones a las asociaciones y clubs deportivos de la localidad, que se elevan a 127.642’04 euros (18% más que 2012) unos fondos ya aprobados con muchas asociaciones y clubs con la firma de multitud de convenios que les garantizan la financiación municipal mensualmente. En conjunto, este importante apartado de gasto público y social supone 341.092’04 euros (5’2%).
Dejamos para el final el apartado de inversiones reales (capítulo 6º), considerado como gasto público y generador de empleo y desarrollo económico, un capítulo que representa el 26’50% del presupuesto que mantiene las inversiones fundamentales incluso nuevos créditos y proyectos públicos a pesar del recorte brutal en programas de inversión e infraestructuras del Estado, la Junta e incluso la Diputación Provincial, donde se abordan con fondos propios, intervenciones en rehabilitación de vivienda, expropiación y continuación de las obras del bloque de 58 pisos, unificación de vertidos, inversiones hidráulicas y eléctricas, compra de maquinaria, adquisición de suelo para traslado de actividades ganaderas, terminación de la Casa de la Cultura, acondicionamiento de edificios municipales, etc., en total un capítulo sufragado con fondos propios, provenientes de los recursos y derechos municipales en más de 1’3 millones de euros.
Para hacerse una idea exacta sobre el contenido y la naturaleza del presupuesto 2013, su defensa a ultranza de los derechos laborales, del empleo y el reparto democrático del mismo, del mantenimiento del gasto público y social y de la propuesta de una política de inversiones e infraestructuras necesarias para el pueblo, basta sumar las cantidades y créditos que soportan y garantizan estas políticas de lucha coherente contra los recortes, que hemos venido desglosando y que suponen la bonita cantidad de 3.367.540’89 euros, un 50% del presupuesto.

Dinero para las familias, no para la banca

Por último, los capítulos destinados a los intereses y amortizaciones de la deuda con los bancos (capítulos 3º y 9º) también son reveladores sobre las prioridades y el carácter social del presupuesto. Se consignan los créditos suficientes para atender las obligaciones financieras por valor de 276.768’08 euros, una cifra sensiblemente superior a la consignada en el 2012 debido al Plan de Proveedores, una operación que sólo en concepto de intereses, supera los 100.000 euros para el 2013. Pero en cualquier caso, los datos absolutos y relativos de la repercusión de estos pagos apenas representa un 4’2% del presupuesto, una cantidad incluso inferior a lo que hemos denominado gasto social y público (5’2%), por no hablar del 50% del presupuesto que representa el conjunto del gasto social, políticas de empleo e inversiones. En Villaverde, el dinero que hay no es para los bancos sino para las familias y el empleo.
Qué diferencia con los Presupuestos Generales del Estado para este año. Éstos reflejan claramente la política del PP, aplicando con saña su política de recortes, de reducción del gasto público, de privatizaciones y de sumisión a la deuda con los bancos. Sobre este último punto podemos hacer una comparación. En los presupuestos del Gobierno central los gastos financieros y las operaciones financieras (intereses y deuda), es decir, el dinero que se reserva para pagar a los bancos se eleva a 112.000 millones de euros ¡el 29’43% del presupuesto! ¡Cuántos planes de empleo, de ampliación de cobertura por desempleo y de inversión en hospitales, colegios y otras infraestructuras se podían hacer con esta suma astronómica! Ante esto, no deja de ser irrisorio que el capítulo de inversiones, en estos momentos clave para dar respuesta a las necesidades sociales en infraestructuras además de dinamizar la economía, suponga tan sólo 10.500 millones de euros, un 4’5% del presupuesto.
Los datos reales del presupuesto y de la política económica del ayuntamiento de Villaverde del Río son concluyentes: ¡Sí se puede! Se pueden mantener los derechos sociales y laborales de los trabajadores y sus familias. Se puede destinar la mayor parte de los recursos al gasto social. Se puede luchar contra los recortes del Partido Popular y de otras administraciones de la única forma coherente: ¡no aplicándolos! Los recortes no se pueden gestionar mejor o peor. No hay término medio, o se aplican o se lucha contra ellos. Esto último es lo que hacemos en Villaverde del Río, con el gobierno municipal a la cabeza, y el presupuesto elaborado para el 2013 es una prueba irrefutable de ello.

la-voz-de-villaverde-municipales

 

voz-del-pueblo-especial-1
EDICIÓN IMPRESA

vozdelpueblo oct13-1
EDICIÓN IMPRESA

logo iu 6 4

LOGO IULV-CA 2

PCE federal

b14e7351672a5817dec736759ac71583

logo redondo se

ccoo-sevilla-2


logo 02


ffe

mundo-obrero

el militante banner