El Ateneo Republicano de Vallekas se llena hasta la bandera para escuchar al alcalde marxista de Villaverde del Río

Portada¡Por una Izquierda Unida con un programa revolucionario y de clase!

No cabía un alfiler. El acto organizado en Vallekas por El Militante para explicar la experiencia de dos años de gobierno obrero en Villaverde del Río (Sevilla), abarrotó el Ateneo Republicano de Vallekas, un lugar de referencia en este barrio trabajador y combativo de Madrid. Más de 140 personas se agolparon en el salón de actos, ocupando todas las sillas disponibles, por los pasillos, encima de la mesa o sentados en las escaleras.

 

Veteranos del movimiento obrero, decenas de militantes de Izquierda Unida de Vallekas y de otras zonas de Madrid, de CCOO, UGT, CGT, de numerosos comités de empresa y sectores (Metal, Construcción, Ayuntamiento, Limpieza, IBM, HP, administración pública, enseñanza, Marea Verde, Telefónica, movimiento ecologista…), grupos de jóvenes del Sindicato de Estudiantes, vibraron con la intervención de Santiago Jiménez, alcalde marxista por IU de Villaverde del Río, dirigente local del PCE y miembro de la Corriente Marxista El Militante.

El acto fue presentado por Santiago Freire, miembro del Ateneo Repúblicano y de IU Vallekas, y por Antonio García Sinde, de la Asamblea de IU Marx Madera y de El Militante. También contamos con la presencia de Paky Bejarano, Antonio Ruiz Martos y Sonia Yánez, concejales de IU en Villaverde del Río que han jugado un papel muy destacado junto con el resto del equipo municipal de Villaverde en la defensa de un programa revolucionario, contrario a los recortes vengan de done vengan y basado en la democracia obrera y participativa.

ALa intervención de Santiago Jiménez fue realmente sorprendente. No se escuchan habitualmente ideas semejantes en los actos públicos de la izquierda, y mucho menos en boca de un alcalde. Durante los 50 minutos de introducción hubo un silencio total en la sala; la atención de todos los presentes a las palabras del compañero Santiago fue completa desde el inicio, cuando comenzó situando el papel de los ayuntamientos como parte del engranaje de la institucionalidad burguesa, y por tanto, reflexionando sobre cual tiene que ser el papel en ellos de los marxistas, de los revolucionarios, si alcanzamos responsabilidades de gobierno.

Las palabras y los hechos: coherencia revolucionaria

Santiago dedicó una parte muy amplia de su exposición a explicar las medidas adoptadas por el gobierno municipal: no aplicar ningún recorte, ni salarial a los trabajadores públicos, ni laboral (aumento de la jornada). Pagar las pagas extras, contraviniendo las decisiones del gobierno del PP, no aceptando la aplicación del artículo 135 de la constitución, la famosa reforma acordada por el PP y el PSOE para garantizar el pago de los intereses a la banca antes que ningún otro gasto público y, por supuesto, no aplicar ningún recorte social. Izquierda Unida de Villaverde del Río no sólo se ha quedado ahí: en coherencia con su programa ha remunicipalizado el servicio de limpieza de los edificios públicos de la localidad y el servicio de atención a la dependencia, privatizados por los anteriores gobiernos de coalición del PP-PSOE que se formaron en Villaverde del Río para impedir que IU gobernara (siendo la formación más votada desde el año 2003).

BLa recuperación de los servicios públicos por parte del ayuntamiento, arrebatando a las empresas privadas esta fuente de lucro que el PP y el PSOE les entregan cuando acceden a los ayuntamientos, junto con la defensa del empleo público y su control y gestión democrática por parte de los propios trabajadores, fue otra las ideas que Santiago desarrolló y que nos entusiasmaron a todos los presentes. Cuando desde la izquierda reformista se nos dice que no se puede, que es imposible luchar contra la dinámica de la privatización, el ejemplo de Villaverde del Río es claro y contundente. ¡Si se puede, si se puede crear empleo y remunicipalizar los servicios!

Pero no sólo eso. Cuando se habla de “democracia participativa”, IU de Villaverde del Río representa un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas. Porque la cuestión no es dedicar una pequeña partida presupuestaria, como hacen algunos ayuntamientos de izquierda, para que los vecinos decidan en que gastarlo. Lo que se hace en Villaverde del Río es que los trabajadores de la localidad, organizan y gestionan las decisiones que se adoptan en el ayuntamiento a través de asambleas permanentes en las que se acometen los problemas de los barrios, la resolución de las carencias y necesidades planteadas, la mejora de los servicios públicos, las infraestructuras, la vivienda, y, muy importante, el control del trabajo público. Más de 13 bolsas de trabajo se han organizado en Villaverde, correspondientes a cada gremio (limpieza, dependencia, construcción, electricidad…) para que los trabajadores y trabajadoras sean las que decidan las condiciones de contratación, las baremaciones, organicen las condiciones laborales, los comités de calidad, y la gestión de los ingresos y de los gastos. En Viilaverde no se ha recortado ningún derecho sino que se han ampliado con la participación consciente de la clase obrera del pueblo. Todas estas ideas prácticas, este balance de dos años de gobierno, mostró a todos los asistentes que sí se puede llevar a cabo una política en beneficio de los trabajadores, si esta tiene una decidida orientación de clase, revolucionaria y se apoya en la fuerza y la movilización de la población. Un ejemplo para que todos los ayuntamientos gobernados por IU hicieran la misma política y que colocaría a la organización en el camino de convertirse en una fuerza de masas, en un instrumento para la transformación socialista de la sociedad.

Contra el clientelismo en los ayuntamientos, una política de democracia obrera

CLa ovación que recibió la intervención de Santiago Jiménez fue tremenda, pero sobre todo fue sincera. El debate posterior fue todavía más esclarecedor. Santiago fue preguntado por las dificultades que se habían encontrado a la hora de poner en marcha esta política y estos métodos de la democracia obrera; también sobre los salarios de los concejales, y sobre las ofensiva antidemocrática que la dirección de IU de Sevilla ha lanzado contra la Asamblea local de IU y contra el equipo municipal.

Respecto a la primera cuestión, explicó que obviamente toda esta actuación desde IU se desarrolla con los mismos trabajadores que son golpeados por el paro, la miseria, los prejuicios y la rutina que existe bajo el capitalismo. Años de clientelismo y enchusfismo, prácticas habituales en los gobiernos municipales del PSOE, del PP, y en no pocos de los dirigidos por IU, hacen que muchos trabajadores piensen que los ayuntamientos son maquinas de favores. Poner en marcha una política revolucionaria significa elevar a los trabajadores como clase, hacerlos conscientes de su poder y de su capacidad de decidir, no tutelarlos. Y esa es la única manera de combatir el hábito del amiguismo: que sean los trabajadores organizados los que controlen y decidan la política municipal, que luego el grupo de IU en el ayuntamiento viste con la formalidad legal. También ha sido muy importante demostrar que las palabras y los hechos tienen coherencia: no sólo no recortar derechos, sino aplicar una política municipal de clase consecuente. En Villaverde se han congelado los impuestos a las familias trabajadoras, pero se han aumentado contundentemente las tasas e impuestos a los bancos y a las grandes empresas, las mismas que siempre se benefician de los contratos con los ayuntamientos, que acceden a la gestión de los empresas municipales que se privatizan (limpiezas es un ejemplo paradigmático), y que luego pagan sabrosas comisiones al partido de turno, al alcalde o al concejal en cuestión, lubricando con la corrupción el funcionamiento del engranaje.

DTambién quedó claro que una corporación obrera si quiere defender los intereses del pueblo, de las familias trabajadoras, tiene que vivir sus mismas condiciones materiales. Por eso en el programa de IU de Villaverde la consigna, concejal obrero sueldo obrero, iba en un lugar muy destacado. Los concejales y el alcalde de IU de Villaverde cobran 1.200 euros netos al mes (14.000 euros al año), muy lejos de esos salarios de 90.000, 100.000, o más, que vemos aprobar en muchas corporaciones gobernadas por la izquierda. Cuando Santiago explicó y desarrolló esta idea, el salón de actos se vino abajo en aplausos.

¡Por una Izquierda Unida de masas, revolucionaria y de clase!

La política del grupo municipal de IU de Villaverde del Río y de la inmensa mayoría de la asamblea local cuenta con un apoyo tremendo en la localidad y en las asambleas de IU de Sevilla y de muchas otras de Andalucía. Pero como es bien conocido, esta política revolucionaria y esta coherencia han sido objeto de una persecución antidemocrática por parte de la dirección provincial de IU de Sevilla. La asamblea local de Izquierda Unida de Villaverde del Río se ha opuesto públicamente a la política de recortes sociales que, lamentablemente, está llevando a cabo el gobierno de la Junta Andaluza, integrado por PSOE e IULV-CA. Desde el Consejo Político local de IU y desde el grupo municipal, se han tomado todo tipo de iniciativas para exigir un cambio de rumbo en la dirección de la Federación andaluza de IU. Se presentaron mociones en el Ayuntamiento de Villaverde contra los recortes decididos por los Gobierno central y andaluz, y la asamblea de IU de Villaverde elaboró una enmienda a los textos políticos de la X Asamblea Federal, que fue aprobada tanto en la fase provincial y regional como en la propia Asamblea Federal del mes de diciembre. En ella se señalaba que: “El programa político y social de IU es incompatible con estos presupuestos. Por ello, conminamos a nuestros diputados a romper cuanto antes esta coalición de gobierno para ponerse al frente de la movilización contra todo tipo de recortes de los gastos sociales, los salarios y los derechos laborales, vengan de donde vengan”.

Como consecuencia de este avance de las posiciones de IU de Villaverde del Río, sectores que apoyan la política de recortes de la Junta de Andalucía lanzaron un ataque burocrático con el fin de dar un golpe de mano contra la política defendida por Santiago Jiménez y el grupo municipal. Alentados por el Coordinador del consejo provincial de IU, Manuel Gutiérrez Arregui, uno de los líderes de “Izquierda Abierta”, la tendencia de Gaspar Llamazares en IU, se propició un golpe de Estado contra la asamblea local de IU, afiliando a lumpenes y personas completamente ajenas a IU, entre ellas individuos que han actuado como esquiroles en la pasada huelga general del 14-N. Con estos nuevos afiliados, la dirección provincial de IU Sevilla organizó en Villaverde del Río una “asamblea” antidemocrática y fraudulenta, a la que no asistió y no fue convocada la inmensa mayoría de la militancia de IU de Villaverde. En esa reunión se eligió un nuevo consejo local ilegitimo, que en cinco meses sólo ha hecho una cosa: incoar cinco expedientes de expulsión contra Santiago Jiménez y el grupo municipal.

EEs curioso resaltar que los inductores de esta caza de brujas pertenecen a la misma tendencia dentro de IU que hace pocos días ha sido protagonista de un incidente vergonzoso, cuando varios de sus dirigentes han firmado junto al juez Garzón una carta de apoyo a Alfredo Pérez Rubalcaba de cara a la conferencia política del PSOE y que fue utilizada contra IU. Estos sectores de la derecha de IU, que ayer ampararon a personas como la alcaldesa de Córdoba, no pueden soportar la existencia del ejemplo de Villaverde del Río por que desnuda su actuación. Lamentablemente, la dirección del PCE a pesar de rechazar las expulsiones, sigue manteniendo su pacto con Arregui en Sevilla y tampoco se ha opuesto como sería de esperar a esta caza de brujas, mientras sigue sosteniendo el gobierno de coalición con el PSOE en Andalucía.

El acto también contó con la intervención de Ana García, Secretaria General de Sindicato de Estudiantes, quién en nombre del SE mostró todo el apoyo al ayuntamiento obrero de Villaverde del Río, y llamó a continuar la batalla contra la LOMCE y en defensa de la escuela pública.

La conclusión de la reunión, en palabras de Antonio García Sinde, fue clara: levantar una IU de masas, con un programa revolucionario y de clase, organizando a todos aquellos que estamos por este camino de lucha. Esta es la posición de los marxistas de El Militante que construimos Izquierda Unida. Como broche de oro al acto, todos los asistentes puestos en píe cantamos la internacional y salimos con un buenísimo sabor de boca.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA

la-voz-de-villaverde-municipales

 

voz-del-pueblo-especial-1
EDICIÓN IMPRESA

vozdelpueblo oct13-1
EDICIÓN IMPRESA

logo iu 6 4

LOGO IULV-CA 2

PCE federal

b14e7351672a5817dec736759ac71583

logo redondo se

ccoo-sevilla-2


logo 02


ffe

mundo-obrero

el militante banner